DEJEN DE SEGUIR A MARGARITA

screenshot_2016-11-26-17-52-16

Del montón de celebridades que sigo en Instagram, Margarita Rosa de Francisco es una de mis favoritas, lo es por esa sensatez, ironía y simplicidad con la que despliega su manera de ver el mundo.

Muchas fotos y vídeos de sus rutinas de ejercicios, de su vida cotidiana y centenares de su gata (que en realidad es la gata de la hija de su esposo) “Chakra” o como ella la llama: “la rotativa”, quien diría yo, es uno de sus grandes amores. Es divertido verla y leerla por su forma peculiar de ser, y es que en un mundo donde todos siguen los mismos patrones para encajar en la sociedad encontrar a alguien con el descaro de pensar diferente es sencillamente refrescante.

En una de sus publicaciones del día de hoy, después de la bomba de la muerte de Fidel Castro uno de los más grandes dictadores socialistas de la historia, esta mujer aprovecho para publicar en instagram una vieja foto que guardaba en el baúl en la cual posaba en la mitad de dos figuras: a la izquierda Gabriel García Márquez y la derecha él ya mencionado y polémico Fidel castro y el Expresidente Pastrana y en cuyo pie de foto escribió “Al lado de dos grandes figuras de la Historia que ya partieron”. En mi opinión no mintió, si Gabriel García Márquez es una Gran figura de la Historia por sus obras, Fidel lo será por sus malas acciones y por ser protagonista en varios hechos históricos (nos guste o no) así como lo es Hitler.

Me llamó la atención ver en la cola de los comentarios uno de ella que mencionaba a otra persona y le decía “que te vaya bien”, así que como me pudo el chisme abrí los más de 200 comentarios que habían debajo del post y comencé a leer.

Lo que encontré lindaba entre el desconcierto y la risa. Una fila de insultos y comentarios de “te voy a dejar de seguir” abundaban; la trataban de comunista, socialista, guerrillera, basura, etc. Fue casi como si hubiese sido el mismo Fidel castro quien publicará la foto. No sé si tengo problemas para interpretar las palabras de otros, pero mientras yo leía “Al lado de dos grandes figuras de la Historia que ya partieron”, los demás parecían leer ¨aquí con el gran, benévolo y amado Fidel Castro, amor de mi vida, cosita rica, vida de mi vida, mi sueño adorado, mi ídolo, VIVA EL SOCIALISMO, LOS ODIO A TODOS” y juro que no exagero, fue hasta tal punto la agresión que alguien (que supongo es “amiguísimo” de Carlos Vives, ex esposo de Margarita) comentó que por esa razón era que Carlitos se había querido divorciar. La verdad es que no puedo evitar reírme al imaginarme a Carlos diciéndole a Margarita “No eres tú, tampoco yo, es tu foto con Fidel”.

El pobre Gabo que ni velas tiene en este entierro también se llevó su baldado de agua fría, lo trataron de apátrida y de egoísta por no compartir su fortuna con el pueblo Colombiano, ni por hacer nada por este. Y es que ahora resulta que es una obligación si te ganas un Nobel o eres famoso preferir vivir en tu país que en cualquier otro y ayudar a sus habitantes a fuerza y no por vocación. No me malentiendan, las personas que tienen esa vocación de ayudar a quienes lo necesitan tendrán siempre mi admiración, pero igual no considero que una persona sea mala y sus talentos carezcan de valor solo por abstenerse a hacerlo. Pero lamentablemente vivimos en el país de la hipocresía, sí, en  el cual muchos de sus habitantes se creen con el criterio moral de juzgar las acciones, pensamientos y formas de ver la vida de los demás sin antes hacer una re introspección para, antes de querer “componer” a la sociedad, componerse a sí mismos, No, aquí todos nos saltamos esa pequeña parte.

Así que mientras muchos “moralistas” y almas purísimas amenazaban a Margarita con dejarla de seguir por haber publicado esa foto (pobrecita, seguro los extrañara un montón), ella tan solo se limitaba a contestarles “que te vaya bien” (bien ahí) y es que la inteligencia no pela con la ignorancia y ella lo sabe.

Así que si ustedes son de esas personas que tergiversan cualquier palabra inofensiva para desplegar su veneno hacia los demás, si son de los que tienen la mente tan cerrada que solo tienen espacio para respetar y validar sus puntos de vista y el de nadie más, si son de esos que creen que con un “unfollow” pueden hacer al otro cambiar de opinión, si son de esos que solo son capaces de expresar lo que sienten a través de un insulto y sobre todo y más importante sin son de esos que no son muy buenos con la interpretación de lectura, les doy un gran consejo: DEJEN DE SEGUIR A MARGARITA, más que ponerse triste seguro se los agradecerá.

Carta a mi alma gemela

fotos-postboda-miguel-y-melissa-011

Supongo que un “hola” es suficiente para empezar.

No sé en qué circunstancias la vida nos ha juntado o nos juntará, ni mucho menos en que tiempo. Aun así quiero que sepas muchas cosas de mí, cosas que tal vez con el tiempo iras descubriendo pero que mejor gesto que escribirlas para que siempre las recuerdes.

Verás, toda mi vida he andado por ahí sabiendo que en algún momento y después de muchos aciertos y desaciertos te encontraré, y lo sabré en el preciso momento en que te mire y una de mis infalibles corazonadas me lo indique. Sí, lo sé, soy de esas románticas que cree en que ese tipo de cosas sucedan, puede parecer un poco patético, de hecho lo es, pero que sería de la vida sin lo absurdo y lo patético.

Como ya te pudiste dar cuenta en los anteriores párrafos, soy esa clase de chicas que sueña despierta y que prefiere ver una película romántica a una de acción (aun así, podría ver un par de acción contigo si tanto te gustan). Me faltaron unos cuantos centímetros para aterrizar del todo; no veo la vida con la misma seriedad con que el resto lo hace y de corazón espero que tú tampoco. Creo que el tiempo que nos dieron para estar aquí es demasiado corto y que el único propósito del ser Humano debería ser feliz y hacer feliz a quienes lo rodean. En este orden de ideas espero que nuestro propósito junto sea ser felices.

Ganarte mi corazón no será tarea fácil, no porque me haga la difícil, sino porque la manera de ganarlo no es la eventual, odio los discursos trillados de “donjuán” y esas promesas falsas que no se cumplen. Mi corazón te lo ganas siendo tú, tan autentico y real, tan honesto y abierto, te lo ganas haciéndome morir de la risa con cada cosa que haces y con cada locura en la que me haces seguirte y en la que me sigues sin pensarlo dos veces; te lo ganas con cada acto de bondad y humildad hacia los demás, con tu sencillez y por supuesto con tu inmenso amor a los animales (esta última es infalible). Igual estoy segura que eso no será problema para ti.

Quiero que sepas que lidiar conmigo no será tarea fácil, deberás armarte de mucha paciencia, soy algo torpe y bastante despistada. Me verás con algo en las manos y a los 5 minutos estaré preguntándote donde lo dejé, no recordare muchas de las cosas que me cuentas como el nombre de tus jefes, las conversaciones con tus amigos o los eventos futuros, pero sin duda alguna recordare con precisión la fecha en que nos conocimos y el lugar exacto, recordare lo que llevabas puesto y las primeras palabras que nos dijimos; recordaré cuándo nos dimos nuestro primer beso y como te temblaban las manos: recordaré la fecha de nuestro aniversario sin falta y el día, mes y año en el que naciste. Me aprenderé de memoria tus gustos y tus pasiones, guardare en mi lista de música un par de tus canciones favoritas para cantarlas cuando no estés cerca, memorizare la receta de tu plato favorito y la prepararé para ti cuando estés agotado. Tras unas tres o cuatro veces que me lo repitas me aprenderé el nombre de tus padres y hasta de tus abuelos y jamás olvidare las cosas que te hacen sonreír.

Probablemente seas tú quien cuide de mi la mayor parte del tiempo, pero cuando estés débil ya sea por una simple gripa o porque sientes que todo a tu alrededor se derrumba, ahí estaré yo a tu lado con un té con limón caliente para ti o abrazándote para hacerte saber que no todo está perdido.

No, no todo será color de rosa, seré malhumorada en varias ocasiones y me molestaré por estupideces, pero sabrás que bastara con abrazarme y hacerme reír para que se me pase. Lloraré con bastante facilidad cuando estés enojado conmigo o cuando sea yo quien lo esté, pero no pienses que lo hago para manipularte simplemente es porque soy emotiva a más no poder y deberás aprender a lidiar con ello, aunque si le ves el lado bueno también llorare de felicidad cada vez que me sorprendas con un acto o con una palabra. Seré orgullosa y más de una vez creeré tener siempre la razón, pero prometo trabajar en eso.

En las noches te pediré que pares de hacer lo que estés haciendo para ver una película conmigo y dos segundos después de que empiece me quedare dormida en tus brazos, las películas que elija probablemente te parecerán aburridas o tontas, pero valoraré el hecho de que las veas por mí. Me sonrojare cada vez que te quedes mirándome sin decir nada, me pillaras bailando y cantando como loca alrededor de la casa o en medio de la calle cuando suene una buena canción; te haré pasar más de una pena pero serán más las carcajadas que te saque.

No necesitare que me regales joyas (de hecho no me llaman mucho la atención) amaría mucho más que te aventuraras en un viaje conmigo, que conociéramos nuevos lugares juntos y experimentáramos cientos de cosas que luego quedarán guardadas como los mejores recuerdos.

Haré que cada momento a tu lado valga la pena, sé que tú también lo harás porque a pesar de no ser perfecta sé que merezco a alguien como tú, que me ame, me respete y me vea como si fuera una bendición en su vida, así como lo serás tú en la mía. Sé que estarás para mí siempre que te necesite, que no intentaras cambiar mi forma de ser, aprenderás a vivir con mis defectos y me querrás tal como soy, porque de eso se trata el amor. Sé que me impulsaras a ser mejor cada día, a ser mejor juntos, que no soltaras mi mano y me mantendrás siempre a tu lado, no atrás, no adelante, sino a la par.

Se y estoy segura que serás un motivo por el cual cada día al despertar le agradezca a Dios y a la vida.

No sé si al momento de leer esto sabrás que se trata de ti, o si nos tocará esperar unos años más para descubrirlo. No sé si ya nos hemos cruzado antes o si jamás en la vida nos hemos visto. No sé si leerás esto soló o si estaré yo a tu lado viendo tu reacción mientras lo haces. Sea como sea quiero que sepas que te he esperado toda la vida y que todo lo que he vivido ha sido la antesala para llegar a ti, porque creo en que las cosas buenas suceden y que la vida no sería vida sin algo de magia.

Te veo pronto…